domenica 4 ottobre 2009

Achatarse los ojos con las desdichas
hasta que
se vuelvan calcos despegarlos y
colocar allí donde crea usted que
corresponda
Y hacer que las cosas miren
y entiendan
de calamidades

11 apreciaciones personales:

chadeux 11:27 PM  

muy buenos éste y el anterior...

C.E 12:21 PM  

Gracias che, el de abajo es medio inmpresentable y lo escribí así nomás directo en el blog.

Se agradece la lectura (y el comentario)

chadeux 10:41 PM  

¡no! ¡no es nada impresentable! es (mirá lo que voy a decir) necesario...

chadeux 1:34 AM  

de nuevo yo: mirá las cosas que me hacés decir... ¿parezco un setentista?... (qué va´cer... nací en el 76)

C.E 11:49 PM  

Jajajaja, espíritu setentista, yo nací en el 78

Gracias che

Mario Arteca 9:38 AM  

Muy bueno, Cecilia. Me gustaron mucho los dos, especialmente el segundo, el más narrativo, ese juego de las preguntas sobre un yo contaminado por la duda y la autocrítica. Esto es parte de la plaqueta que alguna vez mencionaste? Te dejo un beso, y nos veremos pronto.

C.E 3:52 PM  

Hola Mario, ¡gracias por tu comentario! La verdad es que estos dos los escribí así en el blog, directo, y no están incluidos en ningún lado. Sólo acá, exclusivo, jeje. Espero verte pronto, y lamento que la noche del Festival no pudimos conversar un ratito.

Un abrazo

C.E 12:52 AM  

Del libro que va a salir prontito hay algunos poemas acá en la etiqueta "plutón canta"

Nahuel 12:17 AM  

Me gustó mucho esta poesía. La imagen de los ojos como calcos y el cambiar la mirada me parecieron muy acertadas (ufff, sueno muy solemne =P )

Seguiré leyéndote.


Saludos


Nahuel

C.E 1:11 PM  

Gracias Nahuel! No me asusta lo solemne, es un modo, no más. Te espero de vuelta

Juan Ramón Ortiz Galeano 5:41 PM  

Mi gustar.

JROG

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP