lunedì 10 novembre 2008

Hiperión a Belarmino

"A menudo alcanzo esa cumbre, Belarmino. Pero un momento de reflexión basta para despeñarme de ella. Medito, y me encuentro como estaba antes, solo, con todos los dolores propios de la condición mortal, y el asilo de mi corazón, el mundo eternamente uno, desaparece; la naturaleza se cruza de brazos, y yo me encuentro ante ella como un extraño y no la comprendo.
¡Ojalá no hubiera ido nunca a vuestras escuelas! La ciencia, a la que perseguí a través de las sombras, de la que esperaba, con la insensatez de la juventud, la confirmación de mis alegrías más puras, es la que me ha estropeado todo.
En vuestras escuelas es donde me volví tan razonable, donde aprendí a diferenciarme de manera fundamental de lo que me rodea; ahora estoy aislado entre la hermosura del mundo, he sido así expulsado del jardín de la naturaleza, donde crecía y florecía, y me agosto al sol del mediodía.
¡Oh sí! El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona, y cuando el entusiasmo desaparece, ahí se queda, como un hijo pródigo a quien el padre echó de casa, contemplando los miserables céntimos con que la compasión alivió su camino."


Friedrich Hölderlin, Hiperión

2 apreciaciones personales:

diego 2:34 AM  

¿viste, no?
la naturaleza se cruza de brazos, y yo me encuentro ante ella como un extraño y no la comprendo

Hölderlin ist Gott!

.
gracias por la visita, y tenés razón

C.E 5:50 PM  

¡Sí, Hölderlin ist Gott! Vos también tenés razón.

Beso

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP